¿Has olvidado tu contraseña?

Ellen Allien

Ellen Fraatz aka Ellen Allien, a pesar de ser más alemana que el chucrut, quedó prendada de la música electrónica en Inglaterra, país donde en 1988 se pasó un año y donde comenzó a adentrarse en el mundo del clubbing y la música sintética. Su primera residencia como deejane la consiguió en Berlín, en el club Fischlabor, donde Allien comenzó a hacerse un nombre como pinchadiscos amante del techno menos cómodo y más creativo. Más adelante, en 1995, se hizo con los controles del club Tresor, mítico club en el que gracias a su residencia semanal se hizo con un importante espacio en el floreciente technomundo de la capital germana.

1999 fue un año especial para Ellen Allien, pues además de ser el año en el que creó su sello, BPitch Control, fue el año en el que se inició su despunte internacional como dj. Dos años más tarde editaría su primer LP, “Standtkind”, interesante disco al que le seguiría su álbum más redondo hasta la fecha, “Berlinette”, colección de complicadas composiciones, llenas de ritmos rotos, cosmiqueo y cercano al pop más extravagante. En 2002 las sesiones de Allien a los platos estaban ya en boca de todos, y sus viajes por Europa, Estados Unidos y Asia eran ya una constante en su apretada agenda de actuaciones. En esa época también se prodigó mucho a la hora de remezclar temas ajenos, y en esa lista podemos encontrar desde artistas españoles como Vicknoise a germanos como el gran Apparat, con quien Allien compartió uno de los mejores discos de la pasada década, el electroemotivo “Orchestra of bubbles”, una auténtica orgía de sentimientos y certeros temas directos al corazón.

Con varios discos más en su haber (los irregulares “Thrills” y “Sool” y el más que interesante “Dust”), además de varios cd mixes donde nos muestra su excelente gusto a la hora de escoger temas ajenos para pinchar (caso del exquisito “My parade” o de la cuarta entrega de la serie de cd mixes de BPitch Control, “Boogy Bytes”), Ellen Allien es sin duda la gran dama del techno berlinés. La mujer que mueve los hilos y que arrastra a una comunidad de fans allá donde va. Y como colofón, también tiene su propia línea de ropa. Chica lista, esta Allien.

Volver