¿Has olvidado tu contraseña?

Thomas Muller

Thomas Muller, a pesar de compartir nombre con un jugador del Bayern de Munich (bastante bueno, además), no es alemán, sino que es francés, y parisino. Criado en el barrio de Pigalle, desde bien jovencito se aficionó a la vida nocturna y disipada de la ciudad de la luz. Durante los años 90 fan absoluto del hip hop que facturaban grupos míticos como Wu-Tang Clan, Outkast o A tribe called Quest, fue en 1997 cuando Thomas Muller descubrió las delicias de la música electrónica con el “Fat of the land” de los Prodigy. A muchos nos pasó lo mismo.
Tras ese disco vendrían nuevos descubrimientos con discos de Plastikman, Squarepusher, Josh Wink, Alexander Kowalski…viajes a Ibiza donde descubrió el punching techno de Carl Cox, su nuevo amor por el drum n’bass (estilo que Muller adora, ya que junta el techno y el hip hop)…hasta que en 2003 comenzó a producir sus propios temas junto a sus amigos Paul Ritch y Okain.
Con su diploma de ingeniero de sonido y muchas ganas de comerse el mundo, se trasladó en 2008 a vivir a Berlín, donde rápidamente fue fichado por BPitch Control para formar parte de su escudería. Su primer EP en el sello berlinés fue “Ride one”, y desde entonces su fama no ha parado de aumentar.

 

Volver